960x60-1jpg
numeropng
facebookpng

twnuevopng
Jueves, Septiembre 24 2020

Grafica

24/09/2020
 

Las restricciones para importar papel afectan a los medios venezolanos

Más articulos de »
Escrito por: Luis
Etiquetas:
Diarios Venezuela

La prensa venezolana ha sufrido en los últimos meses la falta de suministro de papel por la crisis en la asignación de dólares para importar, lo que la ha empujado a vivir en el plano de la supervivencia. Varios diarios se han visto forzados a cerrar o a disminuir su tirada, especialmente los independientes, que no comulgan con la línea oficialista.
La escasez de papel obligó al cierre del suplemento “El papel literario” del diario El Nacional que salía los domingos. A partir de ayer, la edición impresa del dominical pasará a leerse sólo en formato web, tras cumplir en agosto pasado 70 años de vida ininterrumpida. Por otra parte, en el interior, muchos semanarios debieron cerrar o reducir su tirada.
En su editorial, El Nacional aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro le niega los dólares para importar el papel y eso afecta la libertad de expresión. Señaló que la desaparición física de “Papel literario” es una victoria momentánea de la “barbarie” que se ha instalado en el país desde hace 15 años.
“Hoy se ha clausurado el paso de los ensayistas, los narradores, los poetas y los críticos que llevan 70 años desde las páginas del ‘Papel Literario’ acompañando al lector, a los padres del lector y a los abuelos del lector”, se quejó.
Nelson Rivera, director del suplemento, dijo, citando al presidente-editor del diario Miguel Henrique Otero, que lo que está en juego es nada menos que el derecho a informar. Dijo que el “régimen en el poder ha creado una economía fundada en dos criterios esenciales: despilfarrar y acabar con la producción”.
“La escasez de papel para las rotativas se inscribe en la lógica del programa económico oficialista: instaurar una economía de la escasez, una economía del malvivir. Una economía de colas kilométricas. Una economía de 2 kilos por persona”, recalcó Rivera.
Y añade: “No hay papel para la prensa, no hay papel para los lectores: en otras palabras, no hay papel para la sociedad venezolana”.
El Nacional no es el primer diario que se ve afectado por la escasez de papel. La crisis golpea con mayor dureza a la prensa del interior. El periódico centenario El Impulso, de la región occidental de Lara, dijo que redujo su tirada y advirtió que sus reservas de papel podrían agotarse en diciembre.
Desde septiembre pasado también han cerrado sus operaciones al menos tres diarios del interior del país como El Sol de Maturín, Estado Monagas y Antorcha, de la población de El Tigre, en el Estado de Anzoátegui.
Igual, el problema se ha extendido a otras regiones y ha afectado a otros diarios como La Hora y El Caribazo del Estado de Nueva Esparta, que publican de manera irregular.
Los periódicos independientes, al igual que otras empresas, deben pasar por numerosas trabas burocráticas para obtener las divisas extranjeras desde que se instaló el control cambiario en 2003. El problema de las importaciones se agravó el año pasado. Es por ello que hay desabastecimiento en los productos básicos como pollo, leche, arroz y papel higiénico. Y ahora ha tocado el turno al papel prensa.
El presidente Nicolás Maduro insiste en responsabilizar a las empresas por la escasez y el desabastecimiento dentro de lo que él denomina “guerra económica” y “el saboteo económico” contra la revolución bolivariana.
La crisis de papel podría hacer desaparecer a todo un sector que, como el caso de la prensa regional, emplea a 6 mil personas, y podría dejar sin medios de información independientes a la mayor parte del público venezolano.

Fuente: Clarín



Acerca del Autor

Luis