960x60jpg
188png
facebookpng

twnuevopng
Lunes, Noviembre 30 2020

Grafica

30/11/2020
 

El Papa criticó a los medios que mienten y desinforman

Más articulos de »
Escrito por: Luis
Etiquetas:
Papa Francisco

El papa Francisco definió a la “desinformación”, la “calumnia” y la “difamación” como los pecados de los medios de comunicación y dijo que, en cambio, el trabajo de los comunicadores debe desarrollarse desde tres vías: la “verdad”, la “bondad” y la “belleza”.
El Santo Padre improvisó una catequesis sobre los medios de prensa al recibir en la Sala Clementina del Palacio Apostólico a los miembros de la Asociación Corallo, una red de emisoras locales de inspiración católica presente en todas las regiones italianas.
“Su trabajo debe desarrollarse en estas tres vías: la de la verdad, la de la bondad y la de la belleza. Pero esa verdad, esa bondad y esa belleza que son consistentes, que vienen de dentro, que son humanas. Y, en el camino de la verdad, en las tres vías podemos encontrar fallos y también trampas”, dijo el Papa.
Además, recomendó: “‘Pero yo pienso, busco la verdad…’. Pero estate atento: no te conviertas en un intelectual sin inteligencia. ‘Pero yo busco la bondad…’. Ten cuidado: no te conviertas en un defensor a ultranza de la ética sin bondad. ‘A mí me gusta la belleza…’. Sí, pero no la maquilles para construir una belleza artificial que no existe”.
Según difundió el Servicio de Información del Vaticano (VISNews), el Santo Padre recordó, por último, que los medios de comunicación tienen virtudes, pero también pecados.
“Los más grandes son los que van por el camino de la mentira y de la falsedad, y son tres: la desinformación, la calumnia y la difamación. Estas dos últimas son graves, pero no tan peligrosas como la primera. La calumnia es pecado mortal, pero se puede aclarar y llegar a conocer que es una calumnia”, dijo.
“La difamación es pecado mortal, pero se puede acabar diciendo: ‘Es una injusticia porque esta persona hizo algo hace tiempo, pero después se arrepintió y cambió de vida”, agregó.
“Pero la desinformación es decir la mitad de las cosas, las que más me convienen y no decir la otra mitad. Y, de esa forma, los que ven la televisión o escuchan la radio no pueden formarse un juicio perfecto, porque les faltan los elementos y no se los dan. Por favor, huyan de estos tres pecados”, resaltó.
Bergoglio exhortó a las radios y a los canales de televisión a “transmitir a través del éter la voz que hable a los hombres y a las mujeres que busquen una palabra de esperanza para su vida”.
En ese sentido, llamó a que se preste atención “a temáticas importantes para la vida de la personas, de la familia, de la sociedad”, pero “tratando estos argumentos no de manera sensacionalista, sino responsable, con sincera pasión por el bien común y para la verdad”, citando a Juan Pablo II.
“A menudo las grandes emisoras tratan estos temas sin el debido respeto por las personas y los valores, de manera espectacular, y, sin embargo, es esencial que en sus transmisiones se perciba este respeto, porque las historias humanas no se deben nunca instrumentalizar”, agregó.
Para el Santo Padre, en los medios de comunicación “actualmente hay mucha contaminación”. “La gente lo sabe, pero por desgracia se ha acostumbrado a respirar de la radio y de la televisión un aire sucio, que hace daño”, subrayó.
En ese marco, invitó a los medios de comunicación a que hagan “circular aire limpio, que la gente pueda respirar libremente y que dé oxígeno a la mente y al alma”.



Acerca del Autor

Luis