-fabian-doman-960-x-60-arribagif
16png
facebookpng

twnuevopng
Miercoles, Noviembre 21 2018

Telefonia

21/11/2018
 

Los Werthein vuelven al negocio de las telecomunicaciones

Más articulos de »
Escrito por: Luis
Etiquetas:
cable submarino

Tras haber vendido, el año pasado, sus acciones en Telecom Argentina en el marco de la fusión entre esa compañía y Cablevisión, la familia Werthein vuelve al negocio de las telecomunicaciones. Lo hacen compartiendo la propiedad de una nueva sociedad dedicada al desarrollo de cableado submarino de fibra óptica que acaba de ser seleccionada precisamente por Telecom Argentina para expandir sus redes entre el país y Brasil.

En este marco, el Grupo Werthein llevará a cabo el proyecto junto a la empresa Seaborn Networks. Con una inversión de u$s50 millones, ambas construirán un cable submarino de fibra óptica conectando Argentina con Brasil, con subsiguiente conectividad a los Estados Unidos.

Se trata del primer desarrollo de este tipo en los últimos 16 años y el proyecto se denominará ARBR. Su construcción estará a cargo de Seaborn Networks y cubrirá el trayecto entre Praia Grande (Brasil) y Las Toninas (Argentina).

Según un comunicado enviado por el Grupo Werthein, tendrá conexión directa con el cable Seabras-1, que acaba de construir Seaborn entre New Jersey (USA) y Praia Grande (Brasil), con más de 11.000 km de longitud a través del Océano Atlántico, demandando una inversión superior a los u$s500 millones.

En el caso local, la estación de amarre y la red de enlace terrestre de Telecom Argentina fueron seleccionadas para la realización del proyecto, y cuyo final de obra está previsto para el año próximo.

“ARBR representa una combinación ideal de propiedad local compartida con un operador independiente para abrir el mercado Argentino de telecomunicaciones al mundo” dijo Darío Werthein, del Grupo Werthein en el comunicado.

Los Werthein habían entrado en 2003 a Telecom al comprarle las acciones a France Telecom, bajo la presidencia de Néstor Kirchner.

Luego, fueron socios de Telecom Italia y del fondo Fintech, del multimillonario mexicano David Martinez, hasta que Cablevisión desembarcó en el capital accionario de la operadora de telecomunicaciones. La salida del grupo se llevó a cabo en dos etapas que se iniciaron en marzo del año pasado, mediante un sistema denominado de “amortización” de acciones. Es decir, Telecom fue fue reduciendo capital y reembolsando los fondos al grupo hasta que Fintech tomó el control total.

En mayo del año pasado, “los W” (como se conoce al grupo en el mercado y que es liderado por Adrián Werthein) ya había achicado su participación del 32% de Sofora, sociedad que controla el 54,74% de Telecom, al 15%. En junio del mismo año, Telecom anunció que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) le había otorgado la autorización para la amortización que estaba pendiente del 15%.

Ese día, Sofora amortizó la totalidad de las acciones de la familia y por ende los Werthein dejaron de ser accionistas de la sociedad controlante de Telecom Argentina.

Luego, Fintech selló un acuerdo con el Grupo Clarín para fusionar las actividades de la operadora de telecomunicaciones con Cablevisión, ahora accionista mayoritario de la sociedad fusionada.

En el caso de los Werthein, poseen inversiones en numerosas industrias como seguros, bienes de consumo, agroindustria, energía y vino. En agro sus propiedades están distribuidas en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Río Negro y San Luis. Participan de varios negocios vinculados a la actividad como genética ganadera, producción de carne, commodities, cultivos especiales.

En consumo masivo, compiten en los mercados de te y yerba mate con dos marcas como son Cachay, dueña de Cachamai, y de Té José. En el negocio energético, forman parte del capital accionario de Transportadora de Gas del Sur. En tanto, en el área de seguros son dueños del 100% de las acciones de Experta ART y de Experta Retiro. También son dueños de la bodega Riglos, poseen haras hípicos como El Caprricho, y están presentes en el negocio del desarrollo inmobiliario.

Fuente: iProfesional



Acerca del Autor

Luis