display-960x90jpg
3000png
facebookpng

twnuevopng
Domingo, Abril 18 2021

Telefonia

18/04/2021
 

Telefónica gana un 38,5% más en 2020, pero recorta el dividendo un 25%

Más articulos de »
Escrito por: Luis
Etiquetas:
Telefonica

Telefónica registró un beneficio neto de 1.582 millones de euros en 2020, lo que supone un 38,5% más que en el ejercicio anterior, debido a los elementos extraordinarios que lastraron los resultados de 2019, como el coste del plan de bajas incentivadas y la depreciación de la filial de México por una cuestión fiscal. Los ingresos ascendieron 43.076 millones, un 11% menos.

Los ingresos en 2020 cayeron un 11% hasta los 43.076 millones de euros, debido a al impacto negativo de la pandemia del coronavirus y la devaluación de las monedas de los países latinoamericanos donde opera la compañía, principalmente el real brasileño, sin cuyo efecto la facturación solo hubiera caído un 3,3%. El beneficio bruto de explotación (Oibda) se recortó un 10,7% hasta los 13.498 millones de euros. El impacto del tipo de cambio en los ingresos asciende a 3.138 millones mientras que el Oibda se ve impactado en 1.205 millones. Además, la covid-19 resta 1.905 millones en ingresos, y 977 millones en el Oibda del año.

Pese al aumento del beneficio, el operador de telecomunicaciones ha decidido proponer a la Junta de Accionistas la reducción en un 25% del dividendo para 2021, desde 0,40 hasta 0,30 euros mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario (scrip). La retribución se abonaría en dos tramos de 15 céntimos en diciembre de 2021 y junio de 2022.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha asegurado en rueda de prensa telemática que, pese al recorte, el dividendo aprobado para 2021, es “atractivo” frente a la media del Ibex 35 y el sector de las telecomunicaciones, y ha justificado la reducción por la necesidad de acometer inversiones urgentes en el despliegue de redes de fibra y 5G, además de las subastas de espectro en tres países estratégicos, como España, Reino Unido y Brasil.

El grupo que preside José María Álvarez-Pallete logró recortar la deuda financiera en 2.516 millones, hasta los 35.228 millones (sin arrendamientos). Si se aprueban las operaciones pendientes de la fusión de O2 y Virgin en el Reino Unido y la venta de las torres de Telxius a American Tower, se logrará una reducción adicional de 9.000 millones. La deuda financiera, incluyendo arrendamientos ascendía a 30 de diciembre a 41.697 millones.

Telefónica ha destacado que el flujo de caja libre alcanzó los 4.794 millones de euros en 2020, mejorando un 13,2% interanual en el cuarto trimestre, situándose en 1.993 millones. La inversión (capex) se redujo un 33% hasta los 5.861 millones.

En cuanto a los objetivos para 2021, Telefónica espera una estabilización de las tendencias en ingresos y OIBDA, así como una vuelta al nivel normalizado de la ratio de inversión sobre ventas de hasta el 15%.

En el último trimestre del año, la compañía se ha anotado un beneficio 911 millones, frente a las pérdidas de 202 millones del último trimestre de 2019, entonces impactado por el coste del plan de bajas voluntarias y diversos deterioros contables en Argentina y México. Los ingresos de octubre a diciembre caen en un 12% interanual, hasta los 10.909 millones de euros.

Pallete ha asegurado que en España hay demasiados operadores, y ha apostado por un proceso de consolidación que permita incrementar los ingresos de las compañías, recordando que las operadoras europeas tienen la mitad de ingresos medios por cliente que las de EE UU, ha señalado en un encuentro con analistas.

Por su parte, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha señalado que la compañía no tiene intención de vender o dar entrada a inversores en su negocio de fibra óptica en España, asegurando que es un activo estratégico, a diferencia de los planes que está llevando a cabo en Brasil y Chile, donde ha creado sociedades con terceros para rentabilizar esta red.

Por regiones y clientes

Por regiones, los ingresos caen en todas las filiales excepto Alemania, que crece un 1,8%, hasta los 7.532 millones. En España, descienden un 11%, hasta los 12.401 millones; en el Reino Unido, caen un 5,6%, hasta los 6.708 millones; en Brasil, el descenso es del 26%, hasta los 7.422 millones; y en Hispam (Hispanoamérica sin Brasil) ceden un 17,9%. La rentabilidad medida por el Oibda también cae en todas las filiales excepto en España, que crece un 35,7%, por el efecto de los extraordinarios de 2019.

Telefónica Tech, creada en 2019, elevó sus ingresos un 13,6% en 2020, hasta 1.504 millones de euros. Por segmentos, cloud creció un 20,6%, hasta alcanzar un volumen de negocio de 772 millones de euros. ciberseguridad registró unos ingresos de 421 millones, un 12,5% más, mientras que el segmento de internet de las cosas y big data creció un 0,8%, hasta 211 millones.

El número de clientes totales (incluyendo los accesos mayoristas) alcanzó al cierre del año 345,2 millones, un 0,3% más. Todos los segmentos registraron descensos en banda ancha (-3,6%) y televisión (-4,5%), y crece en móviles (+1,8%).

Telefónica España

Telefónica España registró unos ingresos en 2020 de 12.401 millones de euros, un 3,5% menos, mientras que el Oibda de 2020 se redujo un 5,2%, hasta 5.046 millones de euros, en un ejercicio marcado por la pandemia de la covid-19, y la tendencia imparable del mercado hacia el segmento del low cost. En el cuarto trimestre, registró una ligera mejoría, con un descenso de los ingresos del 2,9% y del 4,7% en Oibda.

Las líneas totales ascendieron a 41,3 millones, un 1% menos, con una pérdida de 68.000 líneas de banda ancha (-1%) y de 70.000 clientes en televisión de pago (-3,4%). mientras que las líneas móviles subieron ligeramente (+0,3%). Los clientes convergentes (fibra y móvil) ascienden a 4,8 millones, destacando el crecimiento de O2, que multiplicó sus abonados por 2,4.

La inversión en 2020 se redujo un 15,2%, hasta 1.408 millones de euros, a pesar del avance de las redes de nueva generación (FTTH y 5G), con más de 2,1 millones de unidades inmobiliarias pasadas en el año con fibra.

Retribuciones del consejo

Por otra parte, Álvarez-Pallete percibió una remuneración total de 5,193 millones de euros en 2020, lo supone un descenso del 6,21% respecto a 2019, según recoge el Informe Anual sobre Remuneraciones. Además, la compañía realizó durante el pasado ejercicio una aportación al sistema de ahorro del directivo de unos 673.000 euros, el mismo importe que el año anterior, con lo que acumula un importe de 9,389 millones de euros. El importe percibido por el consejero delegado, Ángel Vilá ascendió a 3,87 millones, un 5,47% menos. En conjunto, la retribución percibida por el consejo de administración de Telefónica en 2020 ascendió a más de 12,06 millones de euros, mientras que, la alta dirección, excluidos los que forman parte del consejo, percibió 7,053 millones en 2020.

Pallete ha vuelto a renunciar al cobro de 240.000 euros como presidente del consejo de administración y de 80.000 euros como presidente de la comisión delegada. Además, tanto el presidente de la operadora como el consejero delegado han renunciado al 100% de la remuneración variable que les correspondería como “gesto de responsabilidad hacia la sociedad, clientes, accionistas y empleados de Telefónica, así como medida de prudencia tras los efectivos derivados de la covid-19”.

La compañía informa de que en la próxima junta general de accionistas se propondrá un nuevo plan de incentivo a largo plazos el periodo 2021-2026, dividido en tres ciclos independientes entre sí de tres años de duración cada uno, dirigido a los directivos de la compañía, incluidos los consejeros ejecutivos.

Fuente: El Pais



Acerca del Autor

Luis